III Encuentro de Voluntarios

FOTO

El nueve de abril, a las 10 de la mañana, en el colegio Santa Teresa de Perales del Río (Getafe) estábamos citados los que queríamos que este verano fuera diferente, los que queríamos pintar de solidaridad el verano de 2016.

El día 8 llegábamos de diferentes puntos de España: Pamplona, Barcelona, Portugal, Salamanca, Ávila, Burgos, Albacete, Málaga, Granada… y hasta Mariaje extremeña, aterrizaba en Barajas desde Guatemala, ella ha sido la primera en experimentar la experiencia de voluntariado en 2016.

También estábamos los que no teníamos que viajar porque vivimos en Madrid pero que nuestros deseos por conocernos y compartir aquello que nos ha unido también eran muy grandes.

Las comunidades de Perales del Río (Getafe), y las de la Casa Provincial y Torpedero, hicieron vida las palabras del profeta Isaías (54, 2)  Ensancha el sitio de tu tienda, y las cortinas de tus habitaciones sean extendidas; no seas escasa; alarga tus cuerdas, y refuerza tus estacas” para acoger a los viajeros.

FOTO

De la mano de Lorena y ayudados de fotografías muy sugestivas nos fuimos presentando más allá del nombre y la procedencia ¿Cómo he llegado hasta aquí?

Mª José Mariño nos presentó el tema “Ser voluntario: Atrévete a descubrir”, a tener alerta todos los sentidos, los físicos y los transcendentes, abrirnos al diferente, a su cultura, desde el respeto, la gratuidad, la sorpresa, la misericordia.

Compartimos la comida con la comunidad de Perales y enseguida volvimos a la Biblioteca.

Fueron Marcos y Lázaro quienes nos compartieron su experiencia en Malawi, vivida en el último trimestre de 2015.

Mariaje nos cuenta el regalo de los rostros, las caricias de las palabras, los ecos que hacen que aún hoy, a las 24 horas de aterrizar, siga sintiéndolas con toda su vida.

Hna Teresa Mathewt, de la India, nos hace llegar los sentimientos y preparativos para la acogida a los voluntarios.

Charo presenta muy por encima los lugares que nos acogerán: Guatemala, Perú, India, Malawi… y en seguida, por grupos nos ponemos a preparar, a concretar, a compartir.

FOTO

Y se acaba el tiempo, este tiempo, no sin antes agradecer a cada uno y al Señor este encuentro.

Desde la oración Mónica nos recuerda que somos “sal y luz” y desde la alegría y el agradecimiento, quedamos comprometidos a volver a vernos a la vuelta. Vinimos de uno en uno, de dos en dos, nos vamos siendo uno.

Mª Victoria (Charo) Alonso