Hoy me toca a mí

FOTO

¡A la India!

FOTO

Dentro de doce horas estaré subiendo al avión que me lleva rumbo a Mumbai.

Después de cinco años ayudando, animando, formando a otros, de haber vivido con ellos deseos, nervios, algunas experiencias,… después de cinco años, bien mirado tampoco son tantos, ¿cuántos estuvo Margarita, Mercedes, Nati,…? ¿Cuántos?.... pero ... ¡Hoy me toca mí!

Realmente han confluido varias estrellas hasta llegar a este día y sin planearlo llegó el regalo, los permisos religiosos, el visado, las vacunas….; sin planearlo pero deseándolo mucho.

La India me parecía inalcanzable, aunque el deseo fuera grande la barrera del idioma me lo ponía muy lejos y sólo en mis sueños imaginaba la posibilidad. Cuando hablábamos de ir a ver los proyectos, de tener una experiencia de algún tiempo en alguno de ellos, siempre imaginaba lugares donde la lengua vehicular fuera el español.

Con ilusión y cuidado he preparado cada uno de los pasos del viaje y quiero deciros que os llevo a todos y cada uno de los integrantes de PROKARDE conmigo, en esa maleta de casi 30 kilos que me acompaña.

Os llevo principalmente a todos los padrinos y madrinas de la India. Soy consciente de que mi rostro será el vuestro para cada una de esas niñas que saben que desde PROKARDE se le ayuda y que detrás de esos donativos estáis vosotros.

Gracias a todos los que habéis hecho posible este viaje: Emilio, el donante con el que visitaremos los pozos escavados con su donación, al Consejo Provincial que ha permitido este viaje, a la Junta y Delegadas de PROKARDE que se alegran conmigo y por mí de esta suerte, a mi comunidad, a todos los que estos días tendrán una oración especial por este encuentro misionero. Gracias a todos.

Deseo ser vuestros ojos, vuestros oídos, vuestro tacto,…  para llegar a ser vuestro corazón palpitando con el de esas niñas y mujeres a las que tanto nos une.

Me resulta difícil explicar lo que siento pero… ¡hoy soy yo la que se embarca hacia ese mundo donde el Señor, también, se encarna cada día!

¡Eu, vámonos!

Mª Victoria Alonso (la afortunada)