Hna Mercedes Izco Ilundain

FOTO

La Delegación de PROKARDE en el cielo cuenta con un miembro más

Corre el año 1996 cuando en Vitoria, nace PROKARDE, en su primera Junta, con los promotores de esta iniciativa encontramos a Hna Mercedes Izco. Todos los pasos recorridos por PROKARDE en sus 22 años de andadura cuentan con el empuje y el apoyo de Merche, como todas le conocíamos.  

Nombrar a Merche es sinónimo de hablar de una buena persona, sencilla, muy, muy alegre, acogedora, amable, disponible. Es de este tipo de mujeres que dejan huella solamente con su presencia.

Muchos trienios de animadora de la comunidad, un tiempo en el servicio de Gobierno General, misionera de cuerpo entero es muy recordado su paso por Cuba y Perú. No eran momentos fáciles pero sus andanzas narradas a familiares, amigos y hermanas, siempre arrancaban más de una sonrisa.

Acogedora y solícita con los de dentro y con los de fuera tenía el arte de hacerte sentir en casa estuvieras donde estuvieras.

Hasta 2016 fue vicepresidenta de PROKARDE. En este año manifestó a Hna Natividad su deseo de dejar paso a las nuevas generaciones pero no marchó antes de conseguir lo que fuera su lucha en los últimos años, desde que la Sede de PROKARDE se vino a Madrid: Había que crear la Delegación del país Vasco en San Sebastián y, no paró hasta conseguirlo.

Su enfermedad ha sido rápida y dura pero siempre tenía una palabra de aliento y una gracia para quien la llamaba o visitaba. Cuando la enfermedad le daba un respiro el wsap estaba a punto con buenas y graciosas noticias o interesándose por cómo iban caminando los proyectos de aquí y de allí.

Quienes, de una u otra manera hemos compartido vida con ella nos sabemos privilegiados porque una vida así enriquece por contagio hasta los corazones más duros, cuanto más a corazones solidarios.

El 19 de enero, tu cuerpo agotado, ha dejado de ser un peso y seguro que ya estás gozando de Jesús a quien desde muy joven entregaste tu vida allí donde estuvieras: colegio, comunidades de mayores, hermanas de la congregación, los más pequeños de PROKARDE.

Gracias Merche y gracias Señor por el privilegio de haber caminado con ella. Sigue alentándonos desde el cielo. Allí, con Margarita y Socorro tenemos ya una nueva Delegación.

GRACIAS

Mª Victoria (Charo) Alonso